Informe Diario
Miércoles, 11 de julio de 2018

| Visión de conjunto |

Los políticos parecen empeñados en obstaculizar la recuperación de las bolsas, a pesar de que los fundamentos continúan siendo favorables. De nuevo Trump. Tras unos días en los que el ruido en torno a la guerra comercial se había moderado, el presidente estadounidense amenazó anoche con ampliar la introducción de aranceles a una nueva lista de productos chinos por un volumen de comercio de unos 200 mil millones de dólares adicionales a los 34 mil millones ya en vigor desde el pasado 6 de julio. Por el momento no hay plazos para la adopción de esta nueva medida, pero este nuevo movimiento por parte de la administración estadounidense sigue enrareciendo y complicando las relaciones entre Estados Unidos y China, y generando desde el punto de vista de los mercados una incertidumbre que viene a hacer sombra a unos fundamentos que hoy por hoy continúan siendo razonablemente favorables. Trump tampoco está contribuyendo precisamente al necesario clima de complicidad que debería respirarse entre los que se suponen aliados, de cara a la cumbre de la OTAN que se ha iniciado hoy en Bruselas. Por su parte, las autoridades chinas han sido contundentes a la hora de reiterar su disposición a represaliar las medidas proteccionistas que pudiera llegar a introducir Estados Unidos pero, al mismo tiempo, insistiendo en la necesidad de diálogo.

En el terreno macroeconómico, los precios de producción registraron en Estados Unidos en el mes de junio un crecimiento más dinámico de lo esperado por el consenso del mercado, al subir su tasa interanual hasta el 3.4% desde el 3.1% del mes anterior, y hasta el 2.8% desde el 2.4% el componente subyacente (que excluye los precios de la alimentación y de la energía). Por el lado de los precios de producción, sí se observan ya por tanto presiones inflacionistas latentes significativas que, de mantenerse en el tiempo, acabarán filtrándose a los precios finales de la economía norteamericana.

| Mercados |

Trump sigue alimentando el conflicto comercial con Estados Unidos pero, paradójicamente, las bolsas europeas caen más que la estadounidense. Claro que en Europa no contamos con la ayuda de Amazon, Netflix o Google para compensar la debilidad del resto del mercado. La realidad general es que los políticos siguen alimentando la incertidumbre y poniendo así trabas a que los mercados bursátiles puedan atacar con solvencia cotas más elevadas. Hoy las bolsas europeas han despedido la sesión con retrocesos superiores al -1%, mientras que la bolsa estadounidense cede poco en torno a medio punto porcentual a estas horas. En cambio, nueva sesión de atonía para los mercados de renta fija y de divisas. Fuertes caídas para el petróleo y el cobre ante el temor a una una intensificación del conflicto comercial.

| Agenda para mañana |

 

Solicite información sobre nuestros servicios de asesoramiento financiero

Si necesita ayuda para el cuidado de su patrimonio, no dude en ponerse en contacto con nosotros, sin compromiso.

Teléfono:   91 770  22 84

Correo electrónico:   capitaliafamiliar@capitaliafamiliar.es

Deja un comentario