Las inversiones mínimas que piden oscilan entre los 10.000 euros y los 20 millones
Funds People – 26/09/2011 – 6:50 h.

La mayoría de las entidades españolas de asesoramiento independiente orientan su negocio tanto hacia inversores particulares como a institucionales, aunque según CNMV sean estos últimos los que supongan el grueso de su negocio. Según datos a finales de junio, el 87% procede de clientes profesionales como sociedades gestoras, compañías de seguros, empresas y familyoffices, aunque sólo representen en un 3,3% del número de contratos totales.

Por eso, y aunque sin excluir al inversor minorista, en muchos casos las entidades han decidido cribarlo mediante la exigencia de un mínimo de patrimonio invertido que suele ser alto, como forma de asegurarse de que sólo darán servicio a grandes patrimonios. Y es que de los 3.278 contratos de las EAFI a cierre del primer trimestre, 2.592 pertenecen a clientes minoristas con un patrimonio inferior a 600.000 euros y tan sólo 118 contratos de clientes minoristas y 92 de profesionales corresponden a clientes con un patrimonio asesorado superior a los 3 millones de euros.

EAFI para millonarios

Entre las entidades que han fijado ese límite está Afinet Global, que exige 1 millón de euros, al igual que AFS Finance Advisors –aunque también cuenta con un servicio para clientes con menor capital, sobre el que se hace un estudio de situación y alternativas de inversión que se factura por horas- o Neo Inversiones Financieras, aunque desde esta última EAFI señalan que la mayoría de sus clientes tienen más de 5 millones, mientras en Skipper Capital fijan el listón en 3 millones de euros invertibles. Más alta aún es la cifra que establece Arcano Wealth Advisors, que se dirige a “familias empresarias con un patrimonio sobre el que podamos actuar – no sólo financiero, sino también inmobiliario o empresarial -superior a 20-25 millones de euros”, según comenta su socio director general Íñigo Susaeta.

Algo más bajo es el listón de Ética Patrimonios, que asegura que normalmente la inversión ha de superar los 600.000 euros para compensar los gastos por los honorarios de asesoramiento. Aspain 11 sitúa el límite en 500.000 euros y señala que sus servicios no sólo van dirigidos a grandes patrimonios y sicav, sino también a instituciones y asociaciones tales como fundaciones o congregaciones religiosas. Medio millón de euros también es la cifra, aunque implícita, que C2 Asesores Patrimoniales EAFI establece para los inversores institucionales y particulares, según explica Carlos García Ciriza. La entidad no exige un mínimo de volumen, porque cobra un porcentaje sobre el patrimonio, pero teniendo en cuenta el coste mínimo mensual de 200 euros, dice que sólo sale rentable a partir de 500.000 euros.

Por su parte, entidades como Gestión de Finanzas reconocen directamente que su negocio se dirige sólo a los grandes patrimonios y desde F&N (Familia & Negocio) afirman que sus clientes son particulares, grupos familiares, grupos empresariales e instituciones “con patrimonio importante”.

Entre las entidades más grandes, Profim se dirige tanto a inversor institucional como particular, pero fragmenta a este último entre minorista (con un patrimonio mínimo de 100.000 euros) y altos patrimonios (más de 1,5 millones de euros), mientras Abante no segmenta por patrimonio sino por tipo de servicios ofrecidos.

¿Sesgo institucional o minorista?

Con todo, hay EAFI que están orientadas a un tipo específico de clientes. Entre las que tienen un perfil más institucional está Serfiex, dirigida a sicav, corporaciones, aseguradoras o planes de pensiones de empleo no satisfechos con las prácticas profesionales de los últimos años. “No tenemos estructura suficiente para atender adecuadamente a pequeños inversores particulares”, comentan, indicando que su estrategia comercial comienza con un libro sobre sus principios y metodología de asesoramiento que ofrecen a sus potenciales clientes, titulado Las mejores prácticas en asesoramiento y gestión de inversiones. También Wealth Solutions es una EAFI dirigida a familias de gran patrimonio, fundaciones, family offices e instituciones…, un perfil sobre todo institucional, como el de la eafi de Arcano.

Al otro lado, también hay empresas orientadas al inversor minorista y a las familias, como Capitalia Familiar, que habla de “cliente privado con un patrimonio financiero relativamente elevado”, pero sin fijar un límite de inversión. Cristóbal Amorós Arbaiza también habla de cliente privado y familias o empresarios que “demandan un servicio global, además de una especial relación personal”. En Miramar, dirigida sobre todo a inversores minoristas, se puede acceder al servicio de asesoramiento a partir de 40.000 euros, mientras Dracon Partners, que de momento también cuenta únicamente con clientes minoristas, segmenta los clientes en dos grupos: para su negocio de trading, el inversor ha de aportar un mínimo de 10.000 euros, y para el de continuación, 50.000. Una de las últimas entidades en registrarse en CNMV, Ramón Díaz Zárate, apuesta también por dar servicio al cliente particular.

Extraído de Funds People 26/09/2011
Enlace a la noticia original completa en Fundspeople.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close