La campaña de resultados empresariales correspondientes al segundo trimestre del ejercicio están resultando positivos más allá de algunas decepciones contadas. Esto, unido a la relajación de las tensiones geopolíticas debería permitir que los mercados de renta variable recuperaran en la segunda mitad del año, especialmente en Europa donde las valoraciones son más holgadas. En el segundo semestre seguirán siendo protagonistas los bancos centrales, especialmente el BCE, que deberá definir su estrategia de reducción de estímulos y la Fed, que proseguirá con el proceso de subida de tipos.

Fuente: Intereconomía

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad